ESCUCHA EL #EXPEDIENTE Nº 51 | 19.07.2024

YA ESTA DISPONIBLE EN ESTAS PLATAFORMAS DE PODCAST | BÚSCALO CÓMO "EL PELADO INVESTIGA"

YA ESTA DISPONIBLE EN ESTAS PLATAFORMAS DE PODCAST | BÚSCALO CÓMO "EL PELADO INVESTIGA"

EL CRONOVISOR ¿EXISTIÓ REALMENTE?

0

En mayo de 1972, el padre benedictino Pellegrino Ernetti sorprendió al mundo al afirmar que había creado un dispositivo capaz de registrar eventos del pasado, incluyendo momentos de la vida de Jesucristo, más específicamente su crucifixión. Este misterioso artilugio llamó la atención pública, pero su autenticidad fue objeto de controversia desde el principio.

En una entrevista con el periodista Vincenzo Maddaloni para la Domenica del Corriere en mayo de 1972, el religioso compartió detalles sobre la invención que él y un grupo de doce investigadores llamaron el "Cronovisor", se afirmaba que podía reconstruir imágenes y sonidos de cualquier momento pasado en la Tierra.

Explicó que sus estudios iniciales sobre oscilación electrónica, aplicada a la música en 1956, sentaron las bases con el objetivo de desarrollar del aparato. Argumentó que las ondas sonoras y visuales, una vez emitidas, no se destruyen, sino que persisten eternamente como energía psíquica, y su máquina podría reconstruir estas ondas para proyectar y escuchar el pasado.

Se basaba en principios científicos y no en fenómenos parapsicológicos o metafísicos, la falta de pruebas concretas sobre su funcionamiento despertó escepticismo. La controversia se intensificó cuando se reveló que una foto de Cristo, presentada, se asemejaba notablemente a una imagen disponible en un santuario italiano. La paranoia se extendió y se elucubraron comentarios y declaraciones de que el artefacto tenía el potencial de ser peligroso, ya que podría "quitar la libertad de expresión y acción" al permitir la captura de pensamientos a través de la energía emitida. Este planteamiento llevó a la necesidad de que el aparato estuviera bajo control estricto de las autoridades. 
Tras la publicación de la entrevista, la credibilidad del sacerdote se vio comprometida.

La prensa cuestionó la falta de pruebas y la naturaleza sensacionalista de la revelación. A pesar de la controversia, el padre Ernetti mantuvo su relato, pero su muerte en 1988 dejó muchos interrogantes sin respuestas. Su amigo, François Brune, un sacerdote jesuita francés, intentó revivir la credibilidad de su "invento" en su libro "Cronovisor, el nuevo misterio del Vaticano". Este último afirmó que el Papa Pío XII estaba al tanto de los trabajos de su compañero y lo alentó a continuar en secreto y que las actividades fueron canceladas por el Papa Pablo VI, quien ordenó incautar la máquina.

Brune también mencionó la existencia de copias de los planos, depositadas en notarías en Japón y Suiza como medida de precaución. Se especula que la máquina permanece custodiada en una cámara blindada en el Vaticano. Sin embargo, la falta de pruebas y la ausencia de testimonios verificables de otros científicos involucrados han dejado al Cronovisor en el ámbito de la especulación y el misterio. Aunque Ernetti y Brune intentaron mantener viva la historia, la falta de respaldo concreto ha llevado a que muchos consideren este instrumento como una curiosa leyenda dentro de la crónica del misterio y la ciencia.

Recopilación
El PELADO Investiga
# EXPEDIENTE 16

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios